El camino del cid: En que en buena hora ciñó espada.pdf

El camino del cid: En que en buena hora ciñó espada

José Manuel Lechado

España es un país rico en mitos literarios de estilo muy propio. España en sí misma es un mito, una nación surgida de la voluntad de unos habitantes que construyen su personalidad a medio camino entre el sueño épico y la realidad cotidiana. No ha de extrañarnos, por tanto, que dos de los mitos que estructuran la belicosa historia española sean dos caballeros andantes, dos guerreros en los que la realidad y la leyenda se confunden. Rodrigo Díaz y Alonso Quijano, tan reales como imaginarios, suman el mito perfecto de la España ideal, y constituyen, como toda leyenda, el modelo de lo que quisiéramos ser. El Cantar de mío Cid resume el arquetipo ideal de ese español perfecto que no distingue entre el caballero y el bandido: valiente, honrado según su propia ley, generoso, altivo ante los poderosos, despreciativo de la autoridad, desprendido de riquezas y prebendas. Para el Campeador, como para don Quijote, la ganancia está en la misma aventura. Ahora, ochocientos años después de la copia de Per Abbat del Cantar de mío Cid, José Manuel Lechado, asumiendo el papel de nuevo quijote de la bicicleta, nos traza la ruta que debió recorrer Rodrigo Díaz en su camino al destierro hasta alcanzar la honra social que habría de llevarlo a emparentar con el linaje de reyes. Para nosotros, mitad turistas, mitad aventureros, este libro es la guía perfecta que nos ayudará a recorrer con provecho y deleite los lugares cidianos y a disfrutar del encanto de este camino que empieza a despuntar como una de las nuevas rutas con mayor atractivo para el turismo cultural.

Mío Cid Ruy Díaz, el que en buena hora ciñó espada, Posó en la glera, cuando no le acoge nadie en casa; Alrededor de él, una buena compaña. Así posó mío Cid, como si fuese en montaña. Vedado le han la compra, dentro en Burgos la casa, De todas cosas cuantas son de vianda; No le osarían vender ni la menor dinerada.

2.88 MB Tamaño del archivo
9788441418318 ISBN
Gratis PRECIO
El camino del cid: En que en buena hora ciñó espada.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.panda-space.tokyo o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Se calcula que son unos 6.000 los viajeros que recorren anualmente el Camino aragonés del Cid, ... porque si bien probada está la existencia real del que ‘en buena hora ciñó espada’, ...

avatar
Mattio Mazios

Martín Antolinez, un excelente habitante de Burgos, con osadía llevó al que en buena hora ciñó la espada y a su gente, suficiente pan y vino de su propia cosecha para el viaje. Pero también le dijo que lo acompañaría, ya que ahora no podría quedarse. Con esto, el Cid, le pidió que fuera con Raquel y Vidas, para dejarles sus riquezas, y que le dieran dinero a cambio. Así sucedió y recibió 600 marcos. …

avatar
Noe Schulzzo

El Cid, emprobrecido, acude a la astucia de Martín Antolínez. Las arcas de arena. Habla entonces Mío Cid, que en buen hora ciñó espada: "¡Oh buen Martín Antolínez, el de la valiente lanza!" Si Dios me da vida he de doblaros la soldada. Ahora ya tengo gastado todo mi oro y mi plata, bien veis, Martín Antolínez, que ya no me queda nada.

avatar
Jason Statham

18/7/2020 · España es un país rico en mitos literarios de estilo muy propio. España en sí misma es un mito, una nación surgida de la voluntad de unos habitantes que construyen su personalidad a medio camino entre el sueño épico y la realidad cotidiana. No ha de extrañarnos, por tanto, que dos de los mitos que estructuran la belicosa historia española sean dos caballeros andantes, dos guerreros en ...

avatar
Jessica Kolhmann

Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, fue un caballero castellano cuya vida transcurrió durante la segunda mitad del siglo XI. Nació en la pequeña ...